fbpx
Al disquete no lo recordaba ni su padre, pero sí Linux: pronto esto dejará de ser así

Al disquete no lo recordaba ni su padre, pero sí Linux: pronto esto dejará de ser así

Linus Torvalds llora. Bueno, probablemente no, pero desde luego a todos los que vivimos acompañados del floppy disk o el disquete desde mediados de los 80 sí que podemos soltar una lagrimita, porque se acaba el soporte para un medio de almacenamiento ya legendario.

Lo cierto es que la presencia de los disquetes es hoy en día absolutamente residual. Apple fue la primera en deshacerse de ellos, y en Windows también dejaron de prestarles atención. Linux aún se resistía, pero eso dejará de ser así pronto.

Disquetes huérfanos

Los responsables del sistema operativo Linux seguían actualizando los controladores para unidades de disquete, pero Torvalds avisaba hace unos días del estado de ese soporte diciendo que pensaba que «el controlador se puede considerar básicamente muerto desde un punto de vista hardware«. Así pues, su estado pasa a ser «huérfano», que es la clasificación de componentes software que quedan abandonados en su desarrollo aunque sigan formando parte del sistema operativo.

libre-office-writer

En un mensaje a la lista de correo de desarrolladores del kernel Torvalds hablaba de las últimas correcciones realizadas por dos desarrolladores llamado Denis Efremov y Will Deacon que aún se encargaban de ese trabajo.

Explicaba luego que las disqueteras se habían convertido en algo «difícil de encontrar», y que las que aún sobrevivían son «unidades basadas en USB, que ya no usan este antiguo driver». El controlador se usa en entornos de virtualización, aclaraba, algo que hará que ese componente pueda tener cierta relevancia, pero aún así indicaba que «veremos si alguien está interesado en dar un paso adelante y mantener el soporte».

Así pues, la muerte de la disquetera tradicional parece estar más cerca que nunca, al menos en cuanto al soporte hardware se refiere. Si tenéis aún una unidad por ahí puede que consigáis hacerla funcionar en Linux e incluso en otras alternativas, pero parece claro que los disquetes dejan de tener ya sentido en la inmensa mayoría de escenarios actuales… aunque no en todos.

imagen diskette ilustracion

Pero cuidado, porque aunque el disquete muere un poco más con esta decisión, su legado se mantiene en nuestros sistemas operativos con una sorprendente vivacidad: el icono del disquete es desde hace mucho estándar de facto en la representación de la opción «Guardar» en todo tipo de aplicaciones software en diversas plataformas.

No es mal homenaje para un formato que realmente nos cambió la vida tanto como lo hicieron el casete o el CD, ¿no creéis?

Leave a Reply